Dan y Nora, Prueba De Que La Amistad No Entiede de Edades

En Georgia, Estados Unidos, Dan sale como cada día de compras al supermercado sin esperar que algo lo saque de su rutina. A sus 82 años de edad perdió a su mujer, así que comenzó a lidiar con la idea de vivir solo dentro de una enorme casa.

nora2

Parecía que Dan estaba destinado a tener un semblante serio y una cara de pocos amigos.

Hasta que un día su soledad se vio interrumpida por la llegada de Nora, una pequeña de 4 años de edad.

nora1

En un día común dentro del supermercado, Nora se acercó al hombre y dijo “Hola señor viejo, hoy es mi cumpleaños”.

De inmediato la madre de Nora, Tara Wood, intentó pedir una disculpa a Dan, pero quedó sorprendida al ver la reacción del señor.

nora3

Se trató de una gran sonrisa, un cambio en su semblante que definitivamente nadie esperaba. Gracias a Nora, nació una amistad que llegó a cambiar la vida de Dan.

Despues de perder a su mujer, Dan no podía conciliar el sueño, se encontraba en una profunda depresión.

nora6

Con Nora se reencontró con un lado que había olvidado, incluso sonríe más de lo que esperaba.

nora4

Juntos hacen citas de juego, intercambian peluches y suelen pasar tardes agradables, como si se tratara de una familia.

nora5

Tara Wood compartió esta hermosa historia por medio de las redes sociales y agregó estar feliz de que su hija aporte un poco de alegría en la vida de una persona que se sentía olvidada.