Esta mascota murió después de ver a sus dueños casarse

 

Un perro labrador de 15 años fue diagnosticado con un tumor cerebral y de una forma extraordinaria vivió lo suficiente para estar en la boda de sus dueños.

14195938_1255318344534232_4980175733021918398_o

“Charlie el oso” fue abandonado por sus primeros dueños dentro de un carrito de supermercado cuando tenía 12 semanas de nacido. Kelly O´Connell, a sus 19 años, lo encontró justo cuando se encontraba estudiando para ser veterinaria y decidió adoptarlo. ¡Se trató de amor a primera vista!

A pesar de que aún vivía con sus padres y de que no tenía mucho tiempo libre debido a sus estudios, Kelly logró que Charlie el oso tuviera un espacio especial en su vida.

14231303_1255318407867559_2562666718007504220_o

Con el paso del tiempo, el pequeño labrador se convirtió en el mejor amigo de Kelly, crecieron juntos y se mudaron de Nueva York a Colorado.

Pero su vida cambió en el 2010 cuando se enamoró de James Garvin, un veterinario que ya era padre de dos niños y con quien se mudó. Así Charlie el oso tuvo una grande y feliz familia.

En abril el labrador fue diagnosticado con un tumor cerebral y el pronóstico no era nada bueno. Justo antes de la boda de Kelly y Garvin, el perro tuvo cinco sesiones convulsiones, sus dueños no pudieron ver más el sufrimiento del pequeño Charlie.

14196107_1255318341200899_660024202473788170_o

Juntos tomaron la decisión de poner a dormir al labrador para que dejara de sufrir. Pero milagrosamente durante la semana antes de la boda Charlie el oso no presentó síntomas, no tuvo convulsiones y parecía como un perro totalmente nuevo.

La pareja quería hacer todo para que Charlie estuviera con ellos en ese momento tan especial. Así, se casaron el 1 de septiembre al lado de Charlie y de otro de sus cinco perros.

14242337_1255318541200879_4253200136115809257_o

Durante la ceremonia la mascota logró caminar hacia su dueña quien no pudo contener el llanto de la emoción. Pero después de la ceremonia Charlie no pudo caminar de vuelta, así que fue llevado en brazos por la hermana de la novia.

sub-buzz-19598-1474135621-7

El labrador pudo estar presente en uno de los momentos más importantes para Kelly. Estuvo a su lado en cada momento y lucía totalmente feliz por su familia.

Su tiempo llegó a su fin el 9 de septiembre, unos días después de la boda cuando fue puesto a dormir en su hogar y rodeado de toda su familia. Charlie el oso se fue en paz y es recordado por sus dueños por medio de las hermosas fotos de su boda.

foto7