Eric Schmitt-Matzen, El Mejor Santa Claus de la Historia

papanoel1

Cuánta ilusión es ver a San Nicolás llegar con el regalo en Navidad o dormir bien tempranito para que el gran Santa se digne a dejar el obsequio bajo el árbol.

Ese es el sueño de todos los niños y en especial de un niño de 5 años de edad quién agonizando solo temía que San Nicolás dejara de traerle su regalo pues sabía que su destino no era estar físicamente el 24 de diciembre.

papanoel2

La historia ocurrió hace unas semanas en un hospital de Tennessee, Estados Unidos, donde el Santa profesional Eric Schmitt-Matzen, fue contactado por una enfermera de un hospital local en vista de la preocupación del niño que sentía que moría y que perdería la Navidad.

Cuenta Schmitt que en la llamada de emergencia le pedían que no demorara ni siquiera en colocarse su vestimenta tradicional. “Bastará con sus tirantes, es urgente”, fue lo que alcanzó a decir la enfermera.

Cuenta que el impacto de este niño le ha cambiado la vida. Recuerda que al llegar al hospital los padres del pequeño lo esperaban con el regalo que ya habían comprado para la noche del 24 de diciembre: un juguete de la Patrulla Canina.

img_6417

Sin entrar en detalles sobre la familia del niño ni de la enfermedad que lo llevó a la muerte, Schmitt contó que fue uno de los más difíciles momentos que le ha tocado experimentar en su vida y que le pidió a los familiares no entrar con él a la sala de la Unidad de Cuidados Intensivos donde permanecía el pequeño. “Les dije: Si alguien de ustedes entra y llora me vendré abajo y no podré hacer mi trabajo”.

“¿Qué es lo que he oído por ahí? ¿Que crees que vas a echar de menos la Navidad”, le preguntó San Nicolás al pequeño. Él asintió con la cabeza y Schmitt le explicó: “No te preocupes. Los elfos tenían este regalo hecho para ti desde hace mucho tiempo”.

Este Santa profesional relata que debió ayudar al niño a rasgar el papel de regalo. El niño sonrió al ver su regalo y le dijo que ya sabía que iba a morir. “Yo le contesté: ‘Me podrías hacer un favor? Cuando llegues al cielo, di que eres el elfo número uno de Santa”. “¿De verdad que soy tu elfo número uno?”, me preguntó emocionado. Yo le aseguré que sí.

Asegura que le ha tomado un poco más de dos semanas recuperarse por completo de esta dura experiencia. Al punto de que ha considerado no seguir trabajando como Santa profesional por lo difícil que resultó.

santa2

Sin embargo los comentarios de su trabajo ya le han dado la vuelta al mundo para reconocer que lo importante es precisamente mantener esa Magia Divina aún en las peores situaciones de la vida.